miércoles, 20 de diciembre de 2017

¡Ya llega el solsticio de invierno!

Ya llega la época del año en la que la gran mayoría siente ganas de celebrar y compartir con su familia y amigos los momentos especiales que vivimos en estos días.
Los cristianos celebran la Navidad, y los paganos... Qué celebramos?
Los paganos celebran algo mucho más antiguo, el solsticio de invierno, también llamado Yule, uno de los grandes Sabbats de las brujas. Esto, por supuesto, si vives en el hemisferio norte. Si vives en el hemisferio sur, tu celebración estos días se refiere justo a la parte contraria de la rueda del año, la bienvenida al verano.

El día del cambio de estación o cualquiera de los que le preceden o le siguen, lo aprovechamos paganos y bruj@s para conectar una vez más con los ritmos de la naturaleza, de la vida y de la tierra. Conectamos con las vibraciones de Gaia, que en este momento se sume en la más profunda oscuridad y comienza su letargo durante el invierno. Es ésta una buena época para la planificación de nuevas ideas, el optimismo y la alegría... ¿Porqué? Pues porque, tras el letargo de un otoño en que los días cada vez fueron haciéndose más cortos y las noches más largas, el Dios Sol muere y vuelve a renacer del vientre de la Diosa, lo que significa que cada día a partir de la noche del 21 de Diciembre, el sol brillará un poco más allá en el firmamento y los días se alargarán poco a poco hasta traernos de nuevo la vivacidad de la primavera, siempre esperada por todos.
Durante la celebración de este Sabbat, las brujas y brujos de todo el mundo reavivan su luz interior, y se recuerdan a sí mismos aquello que les hace especiales para el mundo sacando lo mejor de sí mismos aunque parezca enterrado bajo el frío manto de la nieve invernal.
Celebramos la esperanza y los nuevos comienzos; superamos la muerte con el renacimiento y disfrutamos las largas y frías noches en compañía de nuestros seres queridos, nos acompañen ahora o vivan en nuestro recuerdo.
Si quieres celebrar la unión con la tierra, no es necesario que formes parte de un coven ni crees grandes parafernalias en complicados rituales con decenas de objetos, velas y demás. Puedes conectar a tu manera con los ciclos de la vida en cada fecha importante, lo importante es que tú sientas dentro esa conexión y seas consciente de todo lo que significa.
Puedes salir, bien abrigad@, a dar un largo paseo por los helados campos, por un rio o la playa si tienes la suerte de vivir cerca, o acercarte a la montaña si puedes. Durante tu paseo sentirás el frío y el invierno y meditaras acerca de lo que significa, su funcion en la Rueda del año y la implicación que tenemos cada uno interior y exteriormente con ésta estación. Pensarás en cómo la vida de cada uno pasa también por estos momentos de apagón y vuelta a relucir, cómo todo y todos tienen un principio y un final, y agradecerás a los Dioses o al universo, o simplemente a la vida, por todo lo bueno que puso en tu camino. También comprenderás que lo que acabó o no llegó a suceder tiene un porqué y tú has sacado algo bueno de ello, aunque al principio pudiera parecerte que no.
Siente en tu piel y en tu interior el invierno, el frío y la oscuridad de esta época, y trata de encontrar en tí la luz que brilla como ese Sol que a partir de este momento renace de la nada.
Y celebra, celebra lo que quieras. Siéntete libre de comer y cenar con tu familia aunque no te identifiques con el significado religioso de estas fechas. Poco importa lo que signifique para el resto, lo importante es que tú brindaras por el fin de la oscuridad y los nuevos comienzos, por el renacimiento y futuro esplendor del Sol, y buscarás dentro de ti esa Luz que habrá de iluminarte en el año venidero.
Por supuesto, siéntete libre de hacer cualquier otro ritual, más simple o más complejo, que desees para sentir tu conexión con la Rueda del año.

Feliz Solsticio de Invierno/ Yule a todos y todas!!!
Bendiciones de vuestra bruji que os quiere.

lunes, 27 de noviembre de 2017

Naturaleza y humanidad

La naturaleza y la humanidad somos uno. Respeta. Protege.
Sostén, ya que eres sostenido aunque te creas invencible y autosuficiente.
Y nada es eterno, tampoco la tierra si no la cuidamos.
Por favor, vuelve a tus raíces. Piensa y siente con el alma y el corazón. La mente consciente es lo que nos hace destructores.

martes, 23 de mayo de 2017

Meditación del árbol de la vida

MEDITACIÓN DEL ÁRBOL DE LA VIDA


Ésta es una meditación muy importante y efectiva para relajarse y sentir el poder propio, el de la tierra y la conexión entre ambos, para sentir nuestras raíces, nuestra esencia, de donde venimos y hacia donde vamos, pues la meditación nos ayuda a encontrarnos a nosotros mismos.

Realizarla con asiduidad va a beneficiarnos en muchos aspectos, pero sobre todo va a permitir que nos distanciemos un poco de la vida material, esa vida que hoy vivimos basada en los que pasa fuera de nosotros, en la que no nos percatamos de los que ocurre en nuestros interior hasta que nos ponemos enfermos.
Tenemos una percepción sólo parcial de lo que es la vida, vamos a completarla.

Asegúrate de que nadie te moleste en un rato.
Empezamos:

Siéntate en una silla con la espalda recta o párate de pie bien erguido. Cierra los ojos y empieza a respirar profunda y rítmicamente.
Mientras respiras recuerda en todo momento mantener tu postura estirada, y siente cómo la energía sube de la tierra por tus pies y hacia arriba, fluyendo.(Haz una pausa para sentir esto y verlo con todos los detalles posibles)

Ahora imagina que tu columna vertebral es el tronco de un árbol... visualiza cómo desde las raíces su base se extiende hacia el interior de la Tierra, hacia el centro de la misma... (Pausa para sentir y ver todos los detalles, no tengas prisa...)

Puedes extraer el poder de la Tierra, y haces que suba con cada respiración... Siente cómo la energía se eleva como la savia que sube por el tronco de un árbol, siente esa luz ascendiendo desde tus raíces milenarias hasta tu interior.
Ese poder lo sientes subiendo por tu columna, empiezas a ser consciente de que cobras vida con cada respiración...
Desde la coronilla de tu cabeza ves como salen unas ramas que se van extendiendo hacia arriba y vuelven a bajar hasta tocar la Tierra... Sientes el poder brotando desde la corona de tu cabeza, cómo se extiende por las ramas hasta que vuelve a tocar la Tierra, formando un círculo, haciendo un circuito, el circuito de la vida que fluye y vuelve siempre a su fuente...

Mantente así el tiempo que desees, recreándote todo lo que necesites o te apetezca, imagina los detalles que creas necesarios, siempre con libertad.
Eres libre de sentirte a ti mismo.
Es tu momento de intimidad contigo mismo, el momento de conocerte y ser consciente de tu realidad personal. No es el momento de analizar nada de tu exterior, de tu vida ni pensar o preocuparte, sino de observarte a ti mismo.
Fluye.
Siéntete y alarga el momento todo el tiempo que desees o te sea posible.

Después, ve poco a poco recogiendo tus ramas y tus raíces, y da las gracias a la Tierra por su energía. Estira tus músculos y abre los ojos lentamente mientras entiendes lo que acaba de pasar y cómo te sientes. Disfruta un momento de esta sensación....
y repite cuando quieras.


Espero que os guste, espero que comentéis vuestras experiencias y preguntéis cualquier duda que tengáis.

Bendiciones.

Correspondencias del Elemento Tierra

EL ELEMENTO TIERRA

El cuarto elemento es la Tierra, invocado en último lugar al crear el círculo de poder, orientado al Norte, el mismo lugar desde donde convocamos también a los Dioses cuando vamos a realizar algún ritual. Es un elemento también creativo pero una forma práctica más que teórica o sentimental, se relaciona con la prosperidad y la abundancia. Es la sostenedora de la vida de los demás elementos. Los signos astrológicos correspondientes son Tauro, Capricornio y Virgo, personas prácticas que incluso pueden llegar a ser frías
La Tierra es nuestro cuerpo, es el dinero, son las rocas, los animales y los árboles, los cristales y los metales, son los bienes materiales, el empleo, la creatividad, la sabiduría práctica, la fortaleza y el éxito. Es la empatía, el silencio y los misterios de la vida. La Tierra rige el Invierno y sus colores son el negro, el marrón y el verde.
Las herramientas mágicas que la simbolizan son el pentáculo, piedras, cuerdas o la sal, y los trabajos mágicos que mejor le vienen son los relacionados con crecimiento, jardinería, los que tusan nudos o piedras o los que trabajan con árboles. Su momento del día es la noche.
La gemas y piedras que mejor la representan son la esmeralda, turmalina, cuarzo rutilado, jaspe, ónix o cristal de roca, y las plantas son la hiedra, magnolia, salvia, pachuli, cereales, madreselva, nueces, cedro, ciprés y roble. La vaca, el toro y el bisonte son algunos de los animales asociados a la tierra.
El hierro y el plomo son sus metales y lo representan las Diosas Gaia, Perséfone o Démeter y los Dioses Adonis, Cernunnos o Thor.




Bendiciones

Correspondencias del Elemento Agua

EL ELEMENTO AGUA

Es el tercer elemento a invocar, el que se orienta al oeste y rige nuestras emociones y sentimientos. Es el elemento del inconsciente y la intuición, es el símbolo de la fertilidad y simboliza el útero a ser la materia prima de la vida. Son nuestros sentimientos de todo tipo, el amor incondicional o egoísta, el sueño, el matrimonio, el útero y lo fértil, es el dolor pero también la curación, es el subconsciente y los sueños, la felicidad y las habilidades psíquicas. Es la menstruación, la lluvia, los ríos, lagos y océanos e incluso las fuentes.
El crepúsculo y la madrugada son los momentos del día regidos por este elemento y los signos zodiacales son Piscis, Escorpio y Cáncer. La magia con el mar, nieve o hielo se asocia a este elemento, también la que involucra los espejos o imanes, la lluvia. Es el elementos adecuado para rituales de limpieza y purificación.
Su estación es el otoño y los colores son los tonos de azules y verdes intensos. Las piedras y gemas que lo representan son el lapislázuli, aguamarina, turmalina azul, la perla, amatista... y los metales son la plata y el mercurio.
Los calderos, espejos y cálices son las herramientas mágicas que lo representan; y el aloe, valeriana, algas, tomillo, musgo, lila, lechuga, limón, manzana y gardenia, algunas de las plantas asociadas a él.
Diosas como Afrodita, Mari o Isis y Dioses como Osiris o Neptuno son de agua. En cuanto a los animales, los peces o cualquier otro habitante del medio acuático representan el agua.


Bendiciones

Correspondencias del Elemento Fuego

EL ELEMENTO FUEGO


Hoy os presento el segundo elemento que invocamos al crear nuestro círculo mágico, el elemento Fuego, asociado al Sur, al verano y a nuestras pasiones. Los cambios son iluminados por este elemento. La Magia de Fuego es rápida y enérgica. El Fuego actúa en los psíquico y en lo espiritual y se relaciona con lo divino y lo sexual. Es autoridad,  purificación tanto interior como exterior, es protector para nosotros o lo que amamos pero también es la destrucción de aquello que ya no sirve o no nos beneficia, es la iluminación del camino a seguir y el poder del que manda o el poder interior de cada uno de nosotros. Es el coraje y la valentía, la lealtad y el calor de los cuerpos; es el sexo y las energías, pero también el amor y la purificación, es nuestra visión.
Los signos de Fuego son Leo, Aries y Sagitario,  personas muy pasionales y enérgicas. Los colores son el rojo, el dorado y el naranja y el momento del día es el mediodía, cuando el sol brilla alto emitiendo su máxima luz y calor. Los trabajos mágicos adecuados son aquellos que implican la magia de las velas, los de tiempo y las tormentas y los relacionados con la destrucción y purificación.
Las gemas y piedras asociadas son la lava, cuarzo, rubí, ojo de tigre, ágata, jaspe rojo o cualquier piedra roja; su metal por excelencia es el oro, como no podía ser de otra forma. La albahaca, almendro, amapolas, cebolla, naranja, mostaza, canela o ajo son algunas de la plantas que rige el fuego.
La Diosa Brigit y el Dios Horus son buenos ejemplos del elemento de la pasión; el león, el zorro, serpientes y lagartijas,  escorpiones, tiburones y abejas son animales de fuego.




Bendiciones

Correspondencias del Elemento Aire

EL ELEMENTO AIRE

El elemento Aire es el elemento del Este, el primer elemento, el primero que debemos invocar al crear nuestro círculo mágico. Está asociado con lo mental y la mente, nuestros pensamientos, nuestra creatividad y el paso previo a nuestras actuaciones. Antes de hacer la cosas, en la mayoría de los casos, las pensamos, las planeamos, aunque solo sea un momento. Nuestra inteligencia y sabiduría son regidas por este elemento.
Los signos astrológicos del elemento aire son Acuario, Libra y Géminis, lo que significa que los nacidos en estos signos son personas que tienden a lo mental, a ser muy racionales, aunque ya sabemos que por regla general ninguno de nosotros estamos regidos sola por una elementos sino que somos mezclas.
El Aire es la libertad, es nuestro aliento, el viento y las nubes, la memoria, la meditación, los  comienzos, la audición, la mente y el trabajo mental y psíquico que hacemos con ella; es aquello que buscamos y encontramos, lo que aprendemos y lo que nos inspira. Es la primavera y el amanecer, el color amarillo, blanco, gris, lavanda y azul claro.
Con el elemento aire hacemos trabajos mágicos relacionados con la adivinación, la visualización, el karma, la concentración, profetización y la conocida como Magia del Viento. la herramientas mágicas que simbolizan al aire son el incienso, incensario y cualquier cuchillo o espada.
La piedras y gemas del aire son el topacio, las amatista, la mica, fluorita, cristales y piedras azules y amarillas; y los metales regidos por este elemento son el estaño y el cobre El clavo, el anís, lavanda, pino, mirra, violeta, eneldo, milenrama, la acacia y el incienso son las plantas comúnmente asociadas con él. También hay ciertos animales asociados al aire, ¿adivinas cuales? Pues sí, los pájaros y los insectos.
Las Diosas Aradia y Atenea y los Dioses Hermes, Mercurio y Thoth son relacionados con el aire también.



Bendiciones