lunes, 19 de septiembre de 2016

Respiración

Para poder empezar a conectarnos con nuestro yo espiritual, es esencial que aprendamos a concentrarnos, y para ello, la respiración es la clave. Por eso empiezo por aquí, por el principio de todo. La respiración es algo que hacemos de forma automática e innata, pero debes saber que puedes controlarla y conseguir grandes cosas con ella.




Para empezar, no respires por la boca, procura respirar siempre por la nariz pues es la única manera de respirar correctamente. Respirar por la boca es una costumbre muy occidental pero no es muy saludable, pudiendo incluso ser peligrosa para nosotros. La nariz no permite la entrada de inpurezas mediante un filtro de pelos, calienta el aire demasiado frio... El olfato puede así evitar o al menos alertarnos de gases venenosos o humos peligrosos. Practica la respiración por la nariz siempre que recuerdes.




Hay tres ejercicios básicos respiratorios que podemos practicar para respirar mejor, oxigenar bien nuestro cuerpo y sentirnos a nosotros mismos: La respiración superior, media y abdominal. La combinación de las tres es la respiración completa que es la que nos ayuda a concentrarnos plenamente.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario