jueves, 6 de octubre de 2016

Halloween y más

     Halloween es sin duda una de las festividades mas populares desde siempre por su significado, o supuesto significado. Al pensar en ello pensamos en "la noche de los muertos vivientes", en vampiros, espiritus malignos, brujas, hombres lobo... A muchos inquieta esta celebración por que la temen o porque les fascina, pero la mayoria muy poco sabe acerca de su verdadero significado y naturaleza.

     La palabra Halloween procede de la festividad All Hallows' Eve (la noche de todas las almas) ampliamente celebrada por nuestros antepasados (incluso aceptada por la iglesia) en la que siempre se ha creido que es mas fácil contactar con los muertos por ser esta noche especialmente fino el velo entre el mundo de los vivos y el de los muertos. Esta creencia esta relacionada con All Hallows' Day (Dia de todas las almas), el día siguiente a la noche de Halloween. En España el día de todos los Santos, fiesta pagana desde tiempos inmemoriales, ha sido adquirido por la iglesia católica que lo proclama como una fiesta propia. De hecho, la gran mayoría de festividades católicas derivan de antiguas fiestas paganas.

      Las celebraciones de Halloween están presentes en casi todo el mundo, de muy diversas culturas y celebrada de distintas formas, con diferentes denominaciones. La más famosa de las celebraciones en occidente es la estadounidense que es la que ha formado nuestra actual idea sobre esta festividad. Las famosas calabazas vacías con caras terroríficas y velas en su interior, arañas y murciélagos por todas partes y disfraces de monstruos, vampiros, brujas y personajes de películas de terror son la tónica de esta noche, en la que los niños salen disfrazados a pedir caramelos por el vecindario bajo la amenaza del "Trick or Treat" (truco o trato) que significa que si llaman a una casa el inquilino tiene dos posibilidades: echar dulces a la cesta de los niños (trato) o que estos realicen alguna maldad seguramente en su puerta, fachada o jardín (truco). Amplia decoración por las calles y en las casas y todos los vecinos con grandes cantidades de dulces preparados para cuando llamen los monstruitos,. demuestra lo arraigado de esta celebración en Estados Unidos.
 
     En España esta celebración está cada vez más extendida aunque no se siente como propia sino como una "americanada", aunque todo se andará. Aquí, como con cualquier otra celebración o festividad, lo celebra la juventud con disfraces más sexuales que aterradores y saliendo por la noche a beber como cosacos. El Truco o Trato no está muy extendido ya que los niños y padres saben, lo primero que sus vecinos probablemente no van a darles caramelos y lo segundo, que no es nada seguro salir de noche en la mayoría de barrios residenciales. Algunos valientes he visto que van por las casas buscando algo parecido al aguinaldo de navidad (ilusos), como dos chicos que pasaron por casa de mi padre el año pasado en Halloween y se fueron cada uno con dos rodajas de chorizo en la mano. Porque aquí somos así.

     En realidad esta celebración es una festividad pagana celebrada desde tiempos inmemoriales por nuestros ancestros que busca honrar a nuestros muertos y antepasados. La celebración pagana se basa en una serie de rituales en los que se prepara comida para la familia y se ponen platos a quienes ya no están simbolizando que esta noche cenan con nosotros, se habla con ellos y se les honra. No se trata de algo triste como en la celebración de todos los Santos católica en la que se va a los cementerios a llorar y llevar flores a los familiares fallecidos; por el contrario, es una celebración del ciclo de la vida y la muerte por la creencia de que la muerte no es un final sino una continuación y evolución de la existencia de nuestra alma, nuestro verdadero ser, y es además una honra no sólo a nuestros familiares fallecidos sino a todos nuestros antepasados, pues por ellos estamos hoy aquí.

     Así que ya sabéis, si realmente queréis celebrar Halloween como lo hacían tus antepasados ilumina tu casa con velas (siempre con cuidado), prepara cena para toda la familia, incluidos los que no están y conecta con ellos, siénteles y hónrales como merecen, pídeles protección o ayuda y conecta así contigo mismo, tus raíces y tu espiritualidad. No viene mal en estos tiempos en que sólo vivimos en el plano material y físico, en que no nos conocemos a nosotros mismos más allá de gustos y costumbres, en que no valoramos la esencia verdadera del ser, del existir. Si aún así no te convence, siempre puedes salir a celebrar Halloween a la española y honrar a los muertos a tu manera.
    
     Más posts sobre el tema próximamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario