miércoles, 14 de diciembre de 2016

Yule o el Solsticio de Invierno

     En todas o casi todas las tradiciones paganas es tradicional la celebración de los Sabbats y Esbats. Los primeros son ocho grandes rituales: Los Sabbats Mayores (Samhain, Beltane, Imbolc y Lughnasad) en los que se honra al Dios y a la Diosa por igual, y los Sabbats Menores (Equinoccios de primavera y otoño y solsticios de verano e invierno) en los que se adora al Dios durante las fases del Sol, de la misma forma que se adora la Diosa durante las fases de la luna.


     Los Esbats son reuniones o ritos que se celebran cada mes con la luna llena, para adoración de la Madre Luna. Hay trece lunas llenas anuales y los brujos celebran todas y cada una de ellas de diferentes formas según su tradición y posibilidades, pero son para todos ellos una festividad y un momento de celebración y regocijo.


     Por su proximidad, hoy vamos a hablar del Solsticio de Invierno, más conocido como Yule que se celebra el 21 o 22 de Diciembre. Previamente desde Samhain (31 de octubre), la oscuridad ha aumentado progresivamente y han sido unos meses dedicados al recogimiento, la meditación y a hacer balance de nuestra vida decidiendo las cosas de las que queremos deshacernos y también aquellas que queremos promover en nosotros mismos o nuestro alrededor: podemos decidir por ejemplo, que a partir de ahora vamos a dejar atrás algún hábito poco deseado como el tabaco y vamos a mejorar iniciando alguna práctica que beneficie a nuestro cuerpo o nuestra mente como la meditación o el yoga. El momento del solsticio es cuando empieza el cambio, rompemos las barreras y empezamos con fuerza apoyados en la luz que comienza a brillar cada día con más fuerza.


      Este es el momento de mayor oscuridad pues el sol está en su punto más bajo, y por lo tanto esta noche es la más larga del año. La marea del invierno que comienza es conocida como "marea limpiadora" ya que deseamos que se lleve las cosas que no nos son útiles, es el momento de cambiar o expulsar lo que sobra y atraer lo que falta. En esta festividad los paganos celebran el renacimiento del Dios Sol y el inicio del combate entre la luz y la oscuridad. No debemos considerar que la luz sea buena y la oscuridad mala, ya que ambas tienen su parte positiva y negativa y ambas son sumamente necesarias para el equilibrio del todo. Podemos decir que se complementan una a la otra. La Luz es representada por el Rey del Roble y la Oscuridad por el Rey del Acebo, y es en este Solsticio ambos luchan, venciendo finalmente la Luz, ya que a partir de hoy las horas de luz diarias irán en aumento hasta llegar a la primavera.


     En este momento la Diosa da a luz al Dios, que retorna a la tierra para calentarla y madurar las cosechas. El Dios Sol se encarga ahora de expulsar progresivamente la oscuridad y traer de nuevo la esperanza al mundo oscuro y helado.
  
     Los antiguos paganos encendían grandes fogatas y bailaban a su alrededor toda la noche llamando e invocando al dios Sol , al amanecer y al nacimiento, al cambio en los aspectos interno y externo de la vida y de ellos mismos. Este cambio de ciclo nos recuerda que cuando las cosas parecen haberse apagado y parece que ya no hay esperanza, la luz retorna y ese rayo nos ayuda a volver a elevarnos a lo mas alto, solo necesitamos voluntad, la fuerza que nos da la luz y la esperanza.


     Hay una gran variedad de rituales que pueden hacerse para esta celebración, esto dependerá de la tradición que practicamos , si somos brujos solitarios o pertenecemos a un coven, si tenemos la libertad de celebrarlo en casa porque nuestros familiares nos apoyan o incluso acompañan o, por el contrario, debemos escondernos o hacerlo en el exterior porque no tenemos un entorno favorable; dependerá también de tu capacidad y conocimientos y del sentimiento que te merezca este solsticio. Puedes hacer algo sencillo en tu altar, meditando acerca de los cambios de deseas o necesitas, un balance sobre lo que hiciste bien o mal este año y lo que podrías mejorar... sopesa estos últimos doce meses  y decide lo que quieres que la marea limpiadora se lleve. Puedes encontrar diversos rituales con mayor o menor dificultad y auténticos ritos de magia ceremonial que pueden durar horas. No los mencionaré aquí pero te animo a buscar el que mejor se adapte a tu situación y deseos.
 Os deseo un Feliz Yule y que los Dioses estén con vosotros en vuestros cambios. Bendiciones.
(como siempre sois libres de completar esta información, corregir y contarnos vuestros ritos y celebraciones).



























No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario